| | | | |

 
 
 
    Hiperinsulinismo
  Recomendaciones y Reflexion
  Compulsión
  Malos Hábitos
  Estrategias para reducir ingesta
 
 
 
Recomendaciones y Reflexion
 
 
 
 

  No es fácil asumir nuestros obstáculos. Es más cómodo no enfrentar nuestro errores.

  Deja de encontrar excusa y así tu vida podrá cambiar.

   Muchas veces afirmas que eres feliz cuando comes pero ¿Que ocurre después? No te engañes porque en el fondo de tu ser ese estado actual de sobrepeso no te agrada y te hace sentir mal.

  ¿Que dices de tu sobrepeso?
“Tengo retención de líquido”
“No estoy gordo la ropa me queda igual”

  Asume que no estás en tu peso y que por lo general esa ropa que usas de referencia es elástica, de color oscuro, o te quedaba grande u olvidaste que has venido cambiando de talla por lo que no te das cuenta de cuando ni cuanto engordas.

  Cuando admitas que comes mal y eres sedentario, habrás dado un gran paso.

  Si te sientes sin fuerzas y no cumples con tus metas, reflexiona, modifica esa situación y enfréntate con tu negación.

  Has ejercicios de visualización todos los días. Cierra tus ojos, respira tranquila y profundo unos minutos. Obsérvate como eres. ¿Que te gusta de ti?. ¿Que no te gusta? ¿Que quieres cambiar de tí?. Busca detalles en lo que observas. Sigue respirando profundo y despacio. Ahora inmagínate ¿Como quieres ser?. ¿Como te verías?. ¿Como es tu imagen de triunfadora o fracasada?. Observa a tu familia a tu alrededor. Observa a tus hijos a tu alrededor unos años hacia el futuro en medio de tu éxito o tu fracaso. Respira tranquila y profundo. Saca tus conclusiones.

  !Es ahora el momento de cambiar!. Comienza a alimentarte de forma sana según las indicaciones de tu médico, pero no lo dejos todo en manos de tu alimentación. Cambia tu estilo de vida. Inicia hábitos de vida diferentes que mejoren tu forma de ver la vida. Tu actividad física. Se más positiva. Ellos van a contribuir a que desciendas mejor de peso y te sea mas fácil mantenerte al alcanzar tu meta.


Malos Hábitos Alimenticios

  Colmar los alimentos con azúcar, grasas, sal, salsas, etc.

   Usar la comida como premio, castigo o consuelo.

   Comer lo que dejan los niños.

   Cenar en exceso.

   Comer por cortesía mas de lo que deseamos comer.

   Comer por impulso en el cine, frente al televisor, al salir a tomar un trago.

   Comer por aburrimiento, estrés o tristeza.

   Comer deprisa.

   Excederse y después ayunar.

 
 
 

 
 
Contactenos a info@umguarimba.com