| | | | |

 
 
 
    Medicina Familiar
  Electrocauterización
  Varices
  Medicamentos Naturales
  ABC de las enfermedades
  Vacunas Antienvejecimiento
 
 
  Varices  
 
 
 

Consiste en eliminar pequeñas venas que por diferentes razones se han vuelto varicosas y, en lugar de extraerlas mediante cirugía, se las esclerosa, mediante la inyección de diferentes sustancias.
Las venas varicosas y las telangiectasias (Vénulas y arañas venosas) son un reflejo de un problema de insuficiencia venosa. Dependiendo del tamaño de las varicosidades será necesario aplicar técnicas quirúrgicas o inyección de sustancias esclerosantes.

Como se trata de venas superficiales el flujo y circulación adecuada de la sangre esta asegurado por las venas profundas que llevan en forma normal el 90% de la sangre de las piernas, pudiendo transportar sin problemas el 100% de ésta.

La escleroterapia consiste en introducción de una sustancia irritante en la luz de un vena causando fibrosis con desaparición de la vena afectada.

Micro-Escleroterapia: Técnica de inyección con agujas pequeñísimas y un medicamento suave y seguro, que admite tratar pequeños várices y telangectasias (capilares). Es la técnica terapéutica más eficaz y segura en el tratamiento de las varices.

Durante el tratamiento se puede realizar la vida normal, ejercicios, caminar y trabajar; solo no se deben asolear las piernas (evitar el sol) y usar un tipo de soporte elástico (vendas, pantys o calcetines elásticos) en caso de que sea indicado por su médico.
La escleroterapia la realizamos desde ya hace 15 años en este Centro con excelentes resultados.

 
 


 
 
 Medidas Generales para combatir la insuficiencia venosa
 
 
 
  En el Trabajo:

  Evitar mantenerse de pie por largo tiempo. Se recomienda caminar trechos cortos sobre la punta de los pies a intervalos regulares.
  En posición sentada, se recomienda no cruzar las piernas a fin de evitar compresiones innecesarias.

 
 
En el Hogar:

  Acostúmbrese hacer una pequeña siesta o de reposar con las piernas en posición elevada.
  Durante el sueño, acostarse con los pies elevados de 10 a 12 cm.
  Mantener una temperatura inferior a 20 oC.

 
 
En lo Personal:

  Evitar el estreñimiento y el sobrepeso.
  Realizar con frecuencia ejercicios de agilidad como natación, bicicleta, caminatas.
  Evitar los cinturones y fajas demasiado apretados, así los tacones altos.
  Evitar el exceso de alcohol.
  Se recomiendan baños y duchas tibias entre 32 y 35 oC. Una temperatura superior es nociva.
  Evitar los baños de sol prolongados, pues el calor dilata los vasos sanguíneos.

 
 
 

 
 
Contactenos a info@umguarimba.com